Seguidores

lunes, 13 de diciembre de 2010

RECUERDOS IMBORRABLES.- (Dedicada especialmente a Don Carmelo Sánchez).


Hace ya mucho que comentaba en una de mis entradas que, en mis tiempos de estudiante de bachillerato, siempre nos esperaban a la salida del instituto un carrito de helados y un señor jorobado que traía en una especie de torre, grandes caramelos redondos de fresa con un palo y manzanas recubiertas también de caramelo, que hacían nuestras delicias.

Al poco tiempo, mi amigo, nuestro amigo Ripley, me envió esta fotografía que, si no recuerdo mal, me dijo que la había escaneado de un libro. Efectivamente, pese a que yo creo que la fotografía es bastante más antigua de cuando yo estudiaba, estos eran los carritos a que me refería. Lo sé por los precios que, en mi época, eran más altos.

Recuerdo que mis preferidos, eran los polos de plátano. Sorbía el polo, me metía todo el sabor a plátano y el polo se quedaba, el pobre, en el hielo.

En estas fechas, tan familiares, tan tristes por la falta de algún ser querido pero tan entrañables, se me suelen amontonar recuerdos imborrables de mi niñez y mi juventud, Éste es uno de esos recuerdos. Quizás a alguno de vosotros os suene también este carrito.

Permitidme dedicar muy especialmente esta entrada a Don Carmelo Sánchez, a su memoria. Fue un gran fotógrafo y su hija, mi gran amiga, nuestra gran amiga, Begoña, le dedica también a su memoria uno de los mejores blogs que conozco, "Carsán", que podéis ver pinchando en su nombre, porque merece la pena, divulgando su extensa y magnífica obra. Tengo para mi que, Don Carmelo allá arriba en el cielo, le encantará ver esta fotografía.



Nota.- Al desconocer la autoría de esta fotografía e ignorando si está sujeta a Derechos de Autor, si alguien reclama estos derechos, no tiene más que ponerse en contacto conmigo y la retiraré de forma inmediata.

46 comentarios:

Fuencisla dijo...

Jota Ele, no recuerdo cuando me emocioné de esta forma la última vez, si la hubo. Gracias.

MORGANA dijo...

Jota,emotivo homenaje a Don Carmelo.Seguro que Begoña estará emocionadísima al verlo.
Eres grande Jota.
Un millón de besos.

Ángel dijo...

Bonito homenaje JotaEle, mitad melancolía, mitad recuerdo, todo bondad. Muy buena entrada, te felicito amigo
Un abrazo

Ripley dijo...

emocionante entrada Jota Ele. yo recuerdo carritos sino iguales pues soy mas joven si muy parecidos, lo que si es igual es la forma de sorber el polo. que delicia, tan ricos y frios. aquellos eran otros tiempos cuando los niños de entonces conociamos el valor de las cosas y en mi caso el esfuerzo que suponia a mis padres comprarnos cualquier cosa.
un abrazo

Mª Angeles y Jose dijo...

Gran entrada la de hoy, de tarde en tarde comento aunuqe las veo todas, esta es una entrada para el recuerdo y la nostalgia.

Recuerdos de la niñez que a cada uno se nos viene a la memoria, recuerdos del afilaor, de la tiendecita de la Yaya, cuando mi madre iba a la plaza y me traia cositas buenas que eran unas bolitas de coco recubierta de caramelo, etc.

Seguro que esta entrada emociona a Don Carmelo y a todos los que la hemos visto.

Eres grande querido amigo, seguro que a Begoña y a su familia le encantara y emocionara esta entrada.

Un fuerte abrazo, amigo.

PD: Si esta foto tiene Derechos y la ven, creo que no te pediran nada por ser tan noble, esta entrada.

Jose Casielles

http://www.casielles.es

Jota Ele dijo...

Gracias a ti, Fuencisla.

Ciertos recuerdos son emocionantes, ¿verdad?

Estrella Altair dijo...

Ummm me gusta... la foto, lo que comentas, los recuerdos...

bonita entrada para disfrutar con colores y sabores.

Un beso

MIESFE - 64 dijo...

Hay los recuerdos, tal como los describes hay de malos y mucho mas de los buenos .
Una entrada para reflexionar con el transcurso del tiempo
Un abrazo

Luis G. dijo...

Hermosísima dedicatoria a nuestra querida Begoña, a la memoria de su querido padre, Don Carmelo, cuyas fotos disfrutamos gracias a Begoña en su blog. Esos carritos me eran familiares en mi juventud ¡que mayor soy ya, caramba! ¡Al rico helado!, exclamaban. Y los niños íbamos con nuestros centimicos para refrescarnos la boca... ¡Qué tiempos!

Emotiva entrada, querido Jota. En el entrañable circulo de la Navidad intentamos ser felices, y lo mejor, hacer felices a nuestros amigos, a nuestras amistades.

Tu texto rubrica cariñosos sentimientos. Seguro que a Don Carmelo "allá arriba, en el cielo, le encantará ver esta foto".

Un fuerte abrazo,

Luis.

Fran dijo...

A la salida del colegio nos esperaba un hombre jorobado que sostenía un palo con una plataforma de madera sobre la que llevaba pinchadas manzanas caramelizadas rojas brillantes buenísimas y que apetecían un montón, podría ser ese que dices.
Pero me quedo con esta imagen tan bonita y nostálgica para enseñársela a mi madre que me ha hablado de los carritos de helados en los que compraban sándwich (me imagino que así llamaban antes a los cortes)

Begoña dijo...

Hola Jota,

Muchas gracias en nombre de toda la familia por esta bonita entrada.

Mi padre, allá donde esté, se sentirá muy feliz al ver que su obra sigue vigente en nuestros días.

Un fuerte abrazo y gracias de nuevo

Mª Angeles y Jose dijo...

Buenas tardes Solazo!!!

Ya se que es tarde!pero la mañanita fue liada ;-)).

Me encanta los recuerdos que nos traes hoy, los polos de hielo de limón estaban buenisimos...Yo es que soy mas acida ...jajajajaja.

Es cierto que entramos en una epoca donde los recuerdos de los que faltan a veces nos entristecen....pero yo intento verlo de otro modo, a ellos les gustaria que todos lo pasaramos lo mejor posible, con su recuerdo muy vivo.

Preciosa dedicatoria al gran maestro,Don Carmelo si que era un maestro entre maestros...


Besazos

Flor dijo...

Los recuerdos...tus recuerdos... mis recuerdos, una emoción!

Besos mil, Jotita!

Flor

emejota dijo...

Esa pequeña, mensajera de modista, con la gran maleta al hombro, si que me impresiona. Siempre que las veía me daban mucha mucha pena. Podría haber sido yo. Mucha pena. Magnífica fotografía. Un fuerte abrazo.

Semi dijo...

Nostálgica entrada y merecido homenage a un apasionado de la fotografía. Todabía por aquí queda algún carrito de estos, que te transportan al pasado, eso sí,con precios actualizados en €.Rebuscaré en el archivo a ver si encuentro alguna toma y la subo al blog. Un abrazo, amigo Jota.

MORGANA dijo...

Fíjate Jota que pensé que eras mayor que Begoña,te echaba unos 110 años,jajajajaja

Jan Puerta dijo...

La foto tiene que ser posterior a 1957, ya que es el año en que apareció el 600 en España. A la derecha se ve uno.
Merecido homenaje. Un excelente fotógrafo. Su obra, es todo un lujo.
Un abrazo

Jota Ele dijo...

Espero que le guste a Begoña este humilde homenaje que le hago a su padre, María José.

¡Claro que soy grande! Mido 1'85 y peso 85 kilos, así que soy del tipo "king size".

¡Ja, ja, ja, ja!

Otro millón de besos para ti.

Jota Ele dijo...

Muchas gracias, Ángel. De vez en cuando, sobre todo por estas fechas, la "morriña" hace acto de presencia.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

A ver, a ver. ¿Qué es eso de que eres más joven que yo, Ripley? ¡Ja, ja, ja, ja!

Tienes razón, querido amigo. Entonces sí que conocíamos el valor de las cosas. Yo tuve suerte, con unos padres generosos que procuraron que no nos faltara de nada, aun sabiendo que hicieron muchos esfuerzos para conseguirlo.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Así es, Jose querido. Recuerdos de una niñez muy feliz, con mucho menos de lo que los niños tienen ahora.

No sé si la entrada emocionará a Don Carmelo, pero si creo que le habrá gustado. Está muy en consonancia con su obra.

Veremos lo que dice Begoña. Espero que, al menos, le guste.

Un gran abrazo, querido amigo.

Jota Ele dijo...

¿Sabes una cosa, Estrella? Al ver la foto, tengo en la boca aquella esencia de plátano tan rica que exprimía sorbiendo del polo y tengo en la mente de forma indeleble el color de aquellos caramelos y manzanas caramelizadas.

Otro beso para ti.

Jota Ele dijo...

Todos los recuerdos de mi infancia y juventud son maravillosos, Miquel.

Seguro que algunos malos habría, pero no los tengo grabados en el "disco duro".

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Es verdad, querido Luis. ¡Qué mayor eres y qué joven soy yo!

¡Ja, ja, ja, ja!

Como bien dices, son fechas estas para los recuerdos, la amistad y parece como si el amor por nuestros seres queridos se acentúa más.

Un gran abrazo.

Jota Ele dijo...

Seguro que estamos hablando del mismo hombre, Fran.

Era bajito, con una acusada joroba y siempre iba con esa especie de mástil con varias plataformas donde clavaba los palos de aquellos caramelos rojos carmesí y las manzanas caramelizadas, que estaban buenísimas. Recuerdo que llevaba también siempre una especie de delantalillo con unos bolsillos en los que se metía el dinero. Parece que le estoy viendo.

Seguro que tu madre, con "sandwich", se refiere a los helados al corte. Claro que sí.

Jota Ele dijo...

Gracias a todos vosotros, Begoña. Me refiero a toda tu familia y a tí misma.

Dais un emocionante ejemplo de amor al honrar a vuestros padres, ejemplo que trato de seguir en mi afán por emularos. Y qué mejor prueba de amor que difundir la prolífica y grandiosa obra de tu padre en la que todos nos miramos.

Seguro que él está feliz y dichoso al ver que admiramos su ingente y formidable trabajo.

Un millón de besos y abrazos para ti.

Lito dijo...

Hola Jota Ele.
Un buen y emotivo recuerdo a Don Carmelo Sánches y a los recuerdos de la niñez y juventud.
Cada uno tiene sus recuerdos especiales, que en estas fiestas en que afloran los sentimientos y las buenas intenciones, vuelven a nuestra mente y sentimos nostalgia de buenos momentos.
Un abrazo.

Jota Ele dijo...

¡Hola Solete!

Andas más liada que la pierna de un romano. ¡Ja, ja, ja, ja!

Tu no eres ácida para nada. Eres más bien dulce, aunque te salga esa leona que llevas dentro de vez en cuando.

Sabes bien que yo lo paso mal en estas fechas por la ausencia de mi padre y no puedo evitar que los recuerdos se agolpen en mi mente. Hasta alguna lagrimilla se me escapa en Nochebuena al ver que una silla está vacía, aunque procuro que nadie lo note. En esa silla se sentaba un gran hombre que tenía por costumbre "achisparse" un poquito, sólo un poquito. Lo suficiente para hacérnoslo pasar en grande a sus hijos y a sus nietos a los que adoraba.

Espero que al gran maestro, a Don Carmelo, le guste esta entrada.

Muchos besazos.

Jota Ele dijo...

Nuestros recuerdos siempre son emocionantes, bella Flor.

Mil besos para ti también.

Jota Ele dijo...

Seguramente será una mensajera de modista, Emejota, aunque no lo podamos certificar.

Eran otros tiempos, no cabe duda.

Un fuerte abrazo.

Jota Ele dijo...

No me imagino estos carritos con sus precios en Euros, Semi.

Será una gozada ver esa fotografía si decides subirla a tu blog.

Ya sabes. A veces, la nostalgia hace presa en nosotros.

Un gran abrazo.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

¡Ni mucho menos! Begoña es mucho mayor que yo, dónde va a parar.

Yo tengo treinta y dos y ella taitantos...

Espero que no se enfade todavía más conmigo.

¡Ja, ja, ja, ja!

Besos, pérfida Morgana.

Jota Ele dijo...

No me acordaba de la fecha del 600, Jan. Tampoco recuerdo bien lo que me costaban los polos. Quizás era 1'50 ´0 2 pesetas. ¡Qué tiempos!

Tienes toda la razón. Don Carmelo era un excelente fotógrafo y su obra es de un valor incalculable.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Así es, Lito. Estas fechas son muy especiales para los recuerdos y la nostalgia.

Un abrazo.

CarmenBéjar dijo...

Deduzzco una gran nostalgia de tus palabras, Jota Ele, recuerdos imborrables que una fotografía sólo muestran en una parte ínfima. Te imagino saliendo del cole corriendo intentando comprar aluna gosolina de estas sin una perra en el bolsillo, con la babilla corriendo viendo los cucuruchos...

Saludos

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Alguna perrilla llevaba, Carmen, pero no creas que muchas.

Pero, me daba para comprar algún polo y, efectivamente, alguna golosina. Y mi madre me decía que era un manirroto. Cosa que sigue diciendo, claro.

¡Ja, ja, ja, ja!

Saludos cordiales.

Marc dijo...

ajajja k gracia de entrada. Claro ahora yo que estoy estudiando el bachillerato se me hace gracioso. AHORA NO HAY ESTAS COSAS!

Saludos,
Marc

Jota Ele dijo...

Efectivamente, Marc. Ahora ya no hay estas cosas.

Las cosas han cambiado sustancialmente. Algunas para bien y otras no tanto.

Saludos.

Leovi dijo...

Cuando yo era pequeño de mayor quería ser vendedor de helados, para comérmelos claro. Ya desde pequeño no apuntaba con buenas miras de empresario.

Ignacio Santana dijo...

Desde luego la fotografía es todo un testimonio...y al igual que tus palabras y dedicatoria...entrañable!!!

Ya que voy a estar ocupado algunos días (yo siempre igual...que no tengo remedio, jajajaaa) quiero aprovechar la ocasión para desearte una Feliz Navidad querido amigo...y hacerte llegar un gran abrazo!!!;)

Pizarro dijo...

Precioso y lindo homenaje a don Carmelo, su hija Begoña no esta mostrando su trabajo de fotografias a traves del blog y son digna de ver.
Saludos Jota Ele.

Ana Manotas Cascos dijo...

Jota Ele, que homenaje tan emotivo, y un buen regalo para Begoña.
Un saludo

MTeresa dijo...

¡Qué tiempos!
Aun viviendo en un pueblo
compruebo que el típico carro de helados es igual que el de la capital.
¡Qué bellos recuerdos!
pero cuánta nostalgia atrapan

Yesi dijo...

Hola Jota:

Emotivo Homenaje Amigo, que buenos deberian estas esos helado cn esos cucuruchos de galleta.

Feliz Navidad!!! Cielo que el año que viene te venga cargadito de todo lo que necesites....aaa no te preocupes la del gatito es muy suya y no quiere saber nada de tios, mala experiencia quizás, o que le guste na mas que el pescado.

Nos vemos despues de las fiestas, este domingo me voy a pasar las fiestas con mi mami.

Dulces Besos.

♥Yesi♥

BEATRIZ dijo...

Sin duda recordar es vivir JotaEle, ya me imagine a los que llamas "polos" si no me equivoco son nuestros "polis" también eran una delicia refrescante para mi.

buen post,

Saludos grandes.

Belkis dijo...

Muy emotivo Jota. Yo también suelo ponerme bastante melancólica por estas fechas, será por eso de tener a la familia tan repartida y además el hecho de que ya falten algunos de esos seres entrañables.
Te envio un abrazo y mis mejores deseos.