Seguidores

miércoles, 24 de junio de 2009

EL ESTANQUE

Estanque del Retiro I

Estanque del Retiro II

Y aquí tenemos el conocido estanque del Retiro. Cualquier visitante puede alquilar una barquita y hacer ejercicio remando a lo largo y ancho del estanque, además de confesarle su amor a la novia y, ¿por qué no?, darle algún que otro achuchón pero, eso sí, con cuidado, no vaya a ser que con la efusión del momento, se vuelque y sufran un buen remojón.

También hay un pequeño catamarán impulsado por energía solar que acoge pasajeros y, por poco dinero, les da una vuelta completa al estanque.

Otra utilidad que tiene es la de albergar entrenamientos de deportistas en la modalidad de remo, por lo que no es difícil verlos entrenando muchos días.

Es un lugar muy entrañable para todos los madrileños. También por lo temprano de la hora, el agua está en calma y nada parece perturbar la paz que se aprecia.

6 comentarios:

José María Díaz dijo...

JEJE Nunca me pasearon en barca o no lo recuerdo realmente. Es un lugar tan emblemático y tan turístico que no podía dejar de aparecer por aquí!! un abrazo compañero

Jota Ele dijo...

Gracias, José María, por tu visita y tu comentario.

Un abrazo.

Mª Angeles y Jose dijo...

cada dia descubrimos algo nuevo de ti, y ayer nos dejastes a todos en una nube de esperanza, con tu manera de animar a ripley.de verdad de verdad que eres un ser muy grande.
Menudos dos fotones te marcas hoy!!
Las dos son preciosas.Que bonito lugar!!.
Besos.

Jota Ele dijo...

El Retiro es un bello lugar, María Ángeles, donde conseguir buenas fotos cualquiera que se lo proponga.

Y, la que es grande, es esta "familia" que formamos entre todos. Lo que hace falta es que Ripley vuelva lo antes posible con energías renovadas.

Gracias por tu comentario y tus cariñosas palabras.

Besos.

Merce dijo...

Estoy en una nube, entre el post anterior, la musica que oigo y las fotografias que aqui veo...

Por favor, que no me despierte nadie...

...gracias...

Jota Ele dijo...

Ssssssssssshhhhhhhh.

Te lo digo muy bajito para no perturbar ese sueño:

Gracias a tí por ser como eres.