Seguidores

lunes, 27 de julio de 2009

DOS "CHIRIMBOLOS"

Un "chirimbolo"

"Chirimbolo" II

Así fueron bautizados estos artilugios publicitarios, cuando fueron implantados en las calles de Madrid, creando gran polémica acerca de su idoneidad estética con la ciudad.

Lo cierto es que han tomado carta de naturaleza en la ciudad y, hoy día, son aceptados más o menos a regañadientes o con complacencia.

9 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Al menos la publicidad se hace de una manera estética.
Me gustan mas los "chirimbolos" que las vallas publicitarias.
Buen día
Un beso

cuentosbrujos dijo...

jjejeje a mi no me gusta mucho pero supongo que a todo se acostumbra uno, aqui hemos vivido mas de una decada con un matadero industrial a la puerta de casa mientras hemso ganado todos los juicios... ahora no sarruinamos con las minutas
saludos mozo

carlota. dijo...

La publicidad mejor ahí que por las paredes no? bueno eslo que pienso yo ...jeje

Besos .

PD. Yo no he puesto fotos de la excursión con MªAngeles y Jose por que las fotos de ellos osn excelentes Jota y además en las mías no salgo yo !!!!


Un besote.

Jan Puerta dijo...

El diseño del mismo termina por hacerlo mas agradable y la propia mirada lo acepta como parte del mobiliario urbano.
En otras ciudades, la base es más circular y parece mas futurista.
Estos al menso tienen esa dosis de clásico que tanto tiende a perderse hoy en día.
No me desagradan.
Un abrazo

Mª Angeles y Jose dijo...

Pero que bien que os lo montais en Madrid!!!! jejejeje.

Los queraia o no , ya estan puestos y os los tragais....

Las fotos muy bien.

Que poquito te queda, para salir corriendo!!

besos

Mariluz dijo...

¡Los chirimbolos! jeje. Por fin descubro cómo demonios se llama esto.
Siesque, siesque...lo que no aprendamos contigo...

Paco dijo...

curioso, yo siempre me pregunte para que servian... o forman parte del paisdaje como la eterna obra inacabada que es Madrid.

saludos

consuelo dijo...

Material publicitario de ciudad...podría ser otro nombre....
Saludos!

stella dijo...

A fuerza de tiempo todas las cosas por muy chirimbolos que sean toman posesión de su espacio en la mirada de los transeuntes y llegan a verse como algo original, aceptado casi por todos
Un abrazo
Stella