Seguidores

lunes, 28 de septiembre de 2009

ÓPERA & BRUNCH

"Ópera & Brunch"

Para l@s no iniciad@s en la lengua de Shakespeare, os diré que el término "brunch", es una especie de contracción entre "breakfast", (desayuno), y "lunch", (comida). Traducido al román paladino, quiere decir que se trata de unas viandas en las que se come y se bebe más que en un desayuno, pero menos que en una comida. No sé si me explico.

En el hotel Palace, (no sé si en estos momentos seguirá esta oferta), los domingos se ofrece en su restaurante "La Rotonda" un "brunch" muy bueno, garantizando que nadie se va a quedar con apetito, amenizado además con tenores masculinos y sopranos femeninas de ópera que nos deleitan con diversas arias y retazos de obras muy conocidas, lo que nos permite gozar por partida doble. Por un lado el goce gastronómico, al que soy muy aficionado, y por el otro el que produce la buena música, a la que también soy muy aficionado.

"Carillo", pero asumible. Os recomiendo la experiencia muy encarecidamente.

25 comentarios:

Luis G. dijo...

Jota Ele, veo que no te aburres en el Madrid de tus amores -también de los nuestros-. Vamos, que cuando vaya a Madrid ya se a quien voy a tener de ilustre cicerone. Entre hoteles y "bruchs" la experiencia será ¡exquisita!, jejeje...

Gracias, Jota Ele, por mostrarnos esa otra faceta tan rica de los atractivos y curiosidades gastronómicas de Madrid.

Un fuerte abrazo.

Jota Ele dijo...

Tu sabes, Luis, que cuando vengas a Madrid, no tendré nada de ilustre, pero sí tendré el honor de servirte de cicerone para todo lo que sea menester. Calles, monumentos, edificios, paisajes y, ¡cómo no!, para que pruebes "delicatessen" gasdtronómicos que, ni tienen que ser caros, ni estar en lugares muy lujosos para gozar con fundamento.

Un fuerte abrazo.

Ripley dijo...

gracias por la recomendacion pero a mí la opera como que se me atraganta y si encima estoy a medio yantar ya puede ser el acabose y uno no quiere acabar así por muy lujoso que sea el local :) pero la foto muy bien. abrazos.

Angus dijo...

El brunch aderezado con unas voces operisticas resulta una delicatessen quizás demasiado empalagosa, salvo en domingo... Tiene que haber un termino medio entre ello y el fast food. Y Madrid, es tan " rico" en matices gastronómicos.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

No te me atragantes, Ripley, que no es para tanto.

Es una experiencia más gastronómica-musical que puede resultar más o menos agradable, según los gustos.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Las "delicatessen" nunca son empalagosas. O son "delicatessen" o son empalagosas, con lo cual dejarían de ser "delicatessen".

Naturalmente, existen muchos matices gastronómicos. Personalmente, si me das a elegir, prefiero este brunch a una hamburguesa grasienta, por delimitar dos extremos. Es una cuestión de gustos.

Y, tienes toda la razón, Madrid es riquísimo en esos matices gastronómicos.

Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

Mª Angeles y Jose dijo...

Hola Jose Luis.
Otra cosa nueva aprendida hoy...dice el refran nunca te acostaras sin saber nada nuevo, asique ya me puedo acostar...Te explicas perfectamente!!!

Esta foto, esta muy bien, los colores me gustan mucho y el cielo de Madrid por fin lo veo azul.....

Besos

P.D : jejejejejeje ojito con las lecciones que le das a Casielles...creo que quiere un cacharro nuevo....

stella dijo...

Creo Jota Elé que la vida te "mima" o tu sabes buscar los momentos para disfruarlos, si estuviese en Madrid iria más que nada por esa música que dices y que seguro es alimento del alma
Siempre disfrutando de las entradas que dejas querido amigo mio
Un abrazo
Stella

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Ya verás como hay muchas otras fotos de Madrid con el cielo azul, María Ángeles.

Casielles, lo que tiene que hacer es hacerme caso y mercarse un cacharro nuevo, que lo tienes secuestrado cual Barba Azul femenina.

Besos, Marimandona.

Marc dijo...

No habia visto éste otro blog que tienes ;) ya formo parte de tus seguidores de éste blog y tambien lo puse en el mio, puse un link ;)!

la foto mu buena ajjaja tiene mucha calidad no la abras echa con una canon?? ajajajajja!!!

nikonista!

saludos,
marc!

Jota Ele dijo...

No, Stella, la vida no me mima o, al menos, no más que a ti, de verdad. Pero, son estas pequeñas cosas las que marcan la diferencia entre una vida anodina y otra plena de pequeños placeres que, por otra parte, son perfectamente asumibles por la mayoría de las personas.

A veces, nos perdemos cosas por creer que están fuera de nuestro alcance y no es así. También hay que saber renunciar a otras, porque todo no puede ser. Depende de la escala de valores de cada cual.

Me alegro que disfrutes de mis entradas. Espero que en la misma medida que yo disfruto de las tuyas.

Un abrazo, amiga.

Jota Ele dijo...

¡Hola chavalote!

No, no está hecha con una Canon. Eso queda para ciertos discutidores que pululan por aquí.

Antes morir que perder la vida.

¡Ja, ja, ja, ja!

Saludos, Marc.

Jan Puerta dijo...

Cachis! Mira que me pilla lejos el condenao "brunch".
Estas iniciativas por donde resido en este momento no suelen ser conocidas. Al menos a mi no me consta.
Lástima.
Comparto tus dos aficiones amigo. Y ahora me voy a encerrar en mi cocina que si no me lo guiso no me lo como!
Un abrazo

Merce dijo...

Experiencia gastronomica-musical eso es lo que hacen mis tripitas cuando me dicen que tienen hambre, ay! jajajaja

Que no, que seguro que es toda una experiencia. Por un lado te diré que es una suerte vivir en una gran ciudad, siempre hay algo que ver, algun sitio a donde ir, o un acontecimiento que va a ocurrir. Pero en una ciudad pequeñita, donde nunca pasa nada...
Eso si, prefiero la "tranquilidad" diaria de mi ciudad. :)

Bico grande :)

Jota Ele dijo...

Haces muy bien, Jan. Practicas la máxima de Juan Palomo. "Yo me lo guiso, yo me lo como".

¡Que aproveche!

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Bueno, Merce, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Efectivamente, en una gran ciudad tienes eventos prácticamente diarios. En una ciudad pequeña tienes tranquilidad.

Afortunadamente, yo puedo compaginar ambas cosas.

Un bico grande para ti.

Manuel - MGA dijo...

Cada día que pasa, tengo más claro que tengo que quedar contigo para que me enseñes sitios de Madrid, pero sitios donde se disfrute de la comida... que me dá la impresión que me asombrarias, seguro...

el caso es que tengo un curso a principios del mes que viene de 3 días y lo mismo me quedo por allí, si lo cierro... por lo menos a tomarnos una cañita, si podemos quedar... no?

Jota Ele dijo...

Eso está hecho, Manolo. Aunque los sábados no suelen ser los más adecuados para mi, sacaremos tiempo y nos vemos. Mándame un email, nos damos los teléfonos, (los números, por supuesto, que lo mismo te quedas con mi móvil), y quedamos para lo que sea menester.

Un abrazo.

consuelo dijo...

mmmmm!! Buena combinación!!
Saludos!

cabopá dijo...

Cómo te cuidas en tus paseos, JL...
eso está bien, pero qué muy bien...
una foto, un brunch jajaja...
Buena música amigo bloguero...
Sabes, a mi me encanta Bocherini...
Hablando de Madrid o mirando Madrid me recuerda siempre que lo escucho.....

Jota Ele dijo...

Te prometo que la próxima semana pondré algo de Bocherini en tu honor, Cabopá.

¿Te parece bien el "Minuetto"?

Besos.

Javier dijo...

Bueno, Jota Ele, veo que además de la fotografía y nuestro Madrid, también compartimos el gusto por la comida y por la música.

Habrá que ir a probar tan apetitosa sugerencia.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Pues sí, Javier. Veo que compartimos gustos.

Tengo un amigo, (creo que ya lo he contado), que suele decir que lo que más le gusta en la vida son dos cosas. La otra es comer. A mi me pasa lo mismo.

¡Ja, ja, ja, ja!

Si tienes ocasión, no te lo pierdas. Te encantará.

Un abrazo.

Javier dijo...

Bueno, es evidente que también compartemos más cosas. Sobre todo, jeje ;)

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Ya sabía yo que compartimos más cosas, Javier.

Un abrazo.