Seguidores

viernes, 27 de mayo de 2011

MADRID RÍO XIII.- (Llegando a un puente "rarito").


Parece que no, pero nos estamos dando una buena caminata, aunque merece la pena.

Estamos llegando a otro curioso puente de nueva construcción, muy metálico él.

Parece otro oblicuo, ¿verdad?

Pues... Sí y no. Lo veremos en la próxima entrada.

36 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Hola Solazo!

Puente rarito? jajajajajaja creo que si no tenia nombre tu ya lo bautizas....

Esas sombras del puente dan mucho juego.

Una preguntita:Cuantos Km te recorristes ese dia?

Besotes

don fernando dijo...

La verdad es que tus fotos hacen desear Madrid, hacer querer ir "ya" a esa gran ciudad para quedarse. Me encantan las fotos. Un abrazo

Lina dijo...

Los paseos por la ciudad cámara en mano suelen ser productivos, siempre descubrimos un buen encuadre y distinto que fotografiar.

Estrella Altair dijo...

Me gusta.. esta siendo un placer pasear contigo y ver tan bellas fotos.

Un besazo... con agua de rio.

Semi dijo...

El puente si que es rarito, se ve que el presupuesto se fue ajustando. Me pregunto quién puso la naranja sobre el muro...el fotógrafo? Un abrazo.

Vittese dijo...

Me quedado curioso con el "rarito" ¿qué es eso de si y no? pero si parece la tele que en lo mejor te lo dejan para el próximo capítulo!!
Volveremos, pero solo porque eres tú ja ja!!
Saludos.

Montserrat Sala dijo...

Pues mira, a lo mejor es rarito, pero lo que que me parce a mí es que debe ser muy seguro para los peatones. Y distraido para el paseante, pues si no lo veo mal,tiene un pequeño mirador
Buen finde., amigo J.L.

Ripley dijo...

raro no, seamos claros, es horripilante, un bodrio, seguramente de eso q ahora llaman "artista de diseño" lo que si tengo claro es q a medida que uno se aleja del centro de la ciudad este tipo de "ornamentos" crece. es como si la belleza fuera patrimonio del centro y los restos o invenciones de algun iluminado de ultima hora, para las zonas mas alejadas. a mi me parece un puente infumable desde todo punto de vista.
un abrazo

Paco Sales dijo...

Hombre raaro si lo encuentro, no me parece el mejor modelo de arquitectura para acompañar la belleza del recorrido que hemos realizado de tu mano y de tu cámara, me parece que no pega demasiado, pero en fin sobre gustos...., un fuerte abrazo amigo Jota

Jan Puerta dijo...

Me recuerda a esas viejas estructuras metálicas que estuvieron tan en moda a mediados del IX y hasta bien entrado el siglo XX.
Al final resultara que los nuevos arquitectos siguen siendo unos niños con un mecano... más grande, claro.
Un abrazo
A todo esto, el juego de sombras que puede dar tal puente, puede ser bueno de retratar.

Pluma Roja dijo...

Me encanta conocer Madrid en forma tan amena. Y acompañada de una bella música.

Gracias.

Hasta pronto.

Saludos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Jota Ele.
Que puente y que fotos más castizas.

No podría ser menos, estas hechos por un madrileño convencido y de pro.

Besos, Montserrat

Merce dijo...

Me juego algo a que te metiste dentro del puente e hiciste una fotografia desde el principo de esa estructura, dejandose ver el fondo allaaaaaaaaaaaa a lo lejos, lejos, lejos...

Biquiños!!!

Jota Ele dijo...

¡Hola Solete!

¡Ja, ja, ja, ja!

Sí que tiene nombre el puente y lo sabrás en la próxima entrada. Le viene de su peculiar forma.

Según mis cálculos, recorrí la bonita distancia de unos seis kilómetros, más o menos.

Tienes razón. Sería cosa de fotografiar el puente a las diferentes horas del día para ver los efectos de las sombras.

Besos.

Jota Ele dijo...

Ese es el mejor cumplido que alguien me podría hacer, Don Fernando.

Muchas gracias por tu generosidad. Si algo pretendo es que se conozca y se quiera a Madrid.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Madrid, como cualquier ciudad, da mucho juego fotográfico.

Como bien dices, Lina, no hay más que salir a la calle con la cámara preparada para volver con miles de fotos preciosas.

Jota Ele dijo...

Muchas gracias, Estrella. El placer es mío al enseñar todo lo que guarda mi ciudad.

Besazos para ti también.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

¡Caray qué vista tienes, Semi! No había reparado en la "naranja".

Me has hecho ir al original y ampliarlo. No sé si es una naranja o cualquier otra cosas. Lo que si te garantizo es que "el fotógrafo" se declara inocente de que esa "cosa" estuviera allí.

No creo que el puente fuera producto de un ajuste de presupuesto, sino más bien de funcionalidad y, dado su emplazamiento, te aseguro que ha vertebrado muy mucho la vida de las dos márgenes del río.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

De alguna manera hay que "enganchar" a la audiencia, Vittese.

Eso, eso. Espero que vuelvas.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Pues... Al menos de momento sí que es seguro, Montserrat, porque yo he estado encima del puente y aquí me tienes. Vivito y coleando, (dicho sea con perdón).

¡Ja, ja, ja, ja!

Es "rarito" por su peculiar forma. El lunes lo comprenderás.

Efectivamente, tienes una vista de lince. Hay un "mirador".

Besos.

Jota Ele dijo...

¡Hala! Ya llegó el crítico feroz e inmisericorde.

¡Ja, ja, ja, ja!

Querido Ripley. Puedo estar de acuerdo en que el dichoso puente no es que sea un prodigio de belleza y de la estética, pero tiene su "puntito", te lo digo yo.

Cuando lo veas, lo comprenderás.

Así que, demos un voto de confianza al diseñador.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Vamos, que os tenéis que meter con mi puente hoy, con lo que le quiero yo.

Querido Paco, insisto en que tiene su "puntito".

¿Será que estoy perdiendo el sentido del gusto estético?

¡Ja, ja, ja, ja!

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

La verdad es que podríamos haber hecho una maqueta casi perfecta con nuestro antiguo "mecano". ¿Te acuerdas Jan?

Ya digo en otro comentario que no sería ninguna tontería fotografiar el puente en los diferentes momentos del día para ver qué juego dan las sombras.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

La música que acompaña hoy al puente es un chotis de los clásicos, Aída. Pertenece a la zarzuela "Las Leandras" y más madrileño no es fácil encontrarlo.

Gracias por tu siempre gentil y esperado comentario.

Besos.

Jota Ele dijo...

Otra cosa no tendré, Montserrat, pero mi madrileñismo está fuera de toda duda, te lo puedo garantizar.

Besos.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

¡Ay, gallega! ¡Cómo has averiguado mis próximos pasos!

No me juego nada, porque pierdo.

Bicos.

Juan Carlos dijo...

Rariro, rarito,... pues no sé que quieres que te diga. Me recuerda más de un puente ferroviario, de los que hacían en el siglo XIX y de los que quedan buenos ejemplos si no lo han desmontado por alguna razón.

Eso sí, está como un poco destartalado aparentemente, pero solo aparentemente porque sino no lo habrían dado de paso. Alguna ocurrencia del arquitecto de turno.

Un abrazo.

Abi E. dijo...

Hola Jota Ele, por aquí le llamariamos una pasarela.
Da la sensación de que tiene un trampolin en este lado, jajajajaja. Seguro que no es mal sitio para bañarse.

Un abrazo

emejota dijo...

Agradecida por el paseito. Beso.

Lito dijo...

Un puente curioso. Quieren ser originales y no sé si se pasan de gusto extraño.
Un abrazo.

Jota Ele dijo...

Es cierto que recuerda a esos puentes ferroviarios, Juan Carlos, aunque por aquí no pasa ningún tren.

Está claro que no gusta este tipo dfe construcción, pero es sumamente funcional.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Desde luego que podríamos usar el "mirador" como trampolín, Abi, pero lo malo no es saltar para meterse en el agua, sino salir de ella, porque te puedo garantizar que la cosa está más que complicada.

Un abrazo.

Jota Ele dijo...

El agradecido soy yo por tu visita, Emejota.

Besos.

Jota Ele dijo...

¡Ja, ja, ja, ja!

Por lo que veo, Lito, este puente no tiene muchos adeptos.

Habrá que presentar la oportuna queja a nuestro alcalde, que está sumamente orgulloso de toda esta zona.

Un abrazo.

Flor dijo...

Si que parece obliquo.

Acá también puentes como ese pero son puentes para pasar el tren.

Un beso
Flor

Campurriana dijo...

Me alegro muchísimo de la noticia, Jota Ele. He llegado aquí a través de la página de Madroñosfera y me seguiré asomando a ese agujerito que nos muestra otro Madrid; el que ven tus ojos...

Felicidades.